jueves, 16 de mayo de 2013

Maternidad de la A a la Z, C de Críticas

Me uno al diccionario maternal de Trimadre con la palabra Críticas. Y me refiero a los comentarios impertinentes e inoportunos que amigos, familiares y desconocidos comparten con nosotras sin haber sido invitados.

Antes de ser madre me importaba bastante poco lo que la gente opinara de mi o mis decisiones en la vida. O quizá no recibía críticas tan abiertamente o tan frecuentemente. Pero una vez que eres madre todo el mundo se siente en la obligación de darte su opinión sobre crianza, lactancia, parto, educación, hábitos alimenticios... Especialmente si su opinión es que tú no lo haces bien y lo que ellos hacen es mucho mejor o la única forma en la que se deben hacer las cosas.


Y esas críticas duelen. Y duelen en un sitio nuevo que aparece con la maternidad y de una forma que no había sentido antes de ser madre. Quizá duele porque es personal, y es lo más personal que vamos a hacer nunca, criar a nuestros hijos. Y está claro que lo intentamos hacer lo mejor que podemos con la información que tenemos disponible, aunque dos madres hagamos cosas completamente diferentes. Todas las madres recibimos críticas sea cual sea nuestro estilo de crianza y podemos hacer muchas cosas para que no nos duela. Pero si eres madre primeriza vas a descubrir que estas críticas con la maternidad son distintas. Y obre esto hay un post muy interesante en el blog de MaternidadContinuum que os recomiendo.




28 comentarios:

  1. Criticar es deporte nacional...
    Pero bueno, hay que estar totalmente convencido que las decisiones que tomes, acertadas o menos, son las que libretemente tú tomas.
    Te podrás equivocar. Por supuesto, bueno, pues ya rectificarás tú, si lo crees necesario.

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que todos cometeremos nuestros errores, pero son lo nuestros y eso los hace especiales!!

      Eliminar
  2. las críticas están siempre a la orden del día... más de una vez he terminado llorando de impotencia cuando tuve al mayor.. pero he aprendido y (como una vez leí) me pongo mi traje de agua y jabón para que me resbalen y sigo hacia delante, me quedo sólo con los consejos constructivos.. feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los consejos constructivos se los ven venir de lejos, puedes o no tomarlos, pero nunca molestan. A ver si aprendo lo del traje de jabón

      Eliminar
  3. Concuerdo contigo, la gente lo ve desde fuera y no piensa en los beneficios tanto para los padres como para los hijos, es muy fácil abrir la boca y criticar. Yo hago caso omiso o les sigo la corriente para no entrar en detalles o echarle más leña al fuego; lo peor es que estos comentarios casi siempre vienen de la familia, lo que duele más aún. Te entiendo perfectamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es... Aunque mi familia poco a poco aprende a callar cuando no tienen nada constructivo que aportar.

      Eliminar
  4. Nosotros nos tomamos algunas críticas como cumplidos, sobre todo cuando proceden de padres que lo hacen -o lo han hecho- de pena en esta labor. Un beso y enhorabuena por el post:-)

    ResponderEliminar
  5. Hola Avencia, te voy a confesar algo que las personas que me conocen en "la vida real" saben perfectamente. Soy de las pocas personas (que conozco) que escucha las críticas sin ofenderse, cuando la persona tiene razón o creo que puede tenerla, investigo más del tema y veo si puedo mejorar algo. Por ejemplo, de no ser por una amiga que vio una foto mía (en mi FB personal) porteando sin seguir las reglas ergonímcas (que yo, honestamente, desconocía, o sea que me pasó como un poco lo que a Shakira), y me lo dijo, se lo agradecí mucho. Tal vez yo no lo hubiera sabido sin ella y le hubiera un daño irreparable a mi hija. Así que yo agradezco la crítica. Creo que a la sociedad le hace falta desarrollar más sentido autocrítico para poder evolucionar (esto no lo digo por ti, hablo en general).

    El problema es cuando la crítica se hace sin haber hecho autoexamen, al menos eso creo yo. Y eso sí, cuando alguien critica alguna cosa de lo que hago sólo por herir o desde la ignorancia, no me duele, me encabrono y si no hay nada positivo en sus palabras lo o la mando derechito al caracho. También es cierto que eso me ha ganado fama de "mujer de hierro" pero me ha espantado muchas opiniones inoportunas.Haz la prueba, te vas a sentir más libre si dices no, o si haces oídos sordos.

    Un fuerte abrazo desde Budapest

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me refiero a los comentarios más bien hirientes y sin afán de mejorar nada, o de informar, sino sólo de imponer una forma de pensar. O sólo hacer daño porque tú no lo haces cómo ellos y ellos no pudieron elegir como tú. Pero me alegro mucho de que te tomes las cosas de otra manera mucho más sana! Me gusta lo de los oídos sordos!

      Eliminar
  6. Personalmente creo que debería hacer más AUTOCRÍTICA y menos critiqueo gratuito. Yo también he vivido en mis carnes, y de personas de las que no puedes alejarte fácilmente, las sacudidas de las opiniones y consejos no pedidos en formato CRÍTICA GRATUITA.

    Mi próxima palabra va más o menos de eso... ;)


    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo contigo, al igual que la C de cicatrices, vais por el mismo camino las dos. No soporto que todo el mundo tenga que decirte como lo debes hacer, lo que debes hacer, sin pensar en el daño que pueden hacer sus palabras.
    Es diferente, cuando, como dice madre en el exilio, te dan una opinión, que no consejo, sobre algo que sin tu querer, pues estar errada y te dan información contrastada, que tu puedes valorar y decidir después.
    El problema es que la mayoría de los comentarios que se hacen son sin ningún sentido y parece que van a hacer daño.
    Yo también intento que me resbale todo, pero hay veces que no lo consigo, y vaya si duele.
    Besazos y a seguir haciéndolo así de bien!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso sólo pasa con la maternidad. La gente no va diciendo por ahí cómo tienes que peinarte, ni vestirte...

      Eliminar
  8. Buenas Avencia!!!

    Las críticas... las críticas son el problema. Desde la suegra, hasta la vecina del quinto, pasando por tu propia madre... Todo el mundo te dice lo que debes hacer en la crianza de tu hijo, sin pararse a pensar que igual, y sólo igual, tú no necesitas sus consejos porque tu manera de concebir la crianza es diametralmente opuesta a la sra. en cuestión. Las críticas constructivas que se realizan con cariño, tipo lo que cuenta Madre Exilio con el porta bebés, son otra historia.
    Pero creo que tú te refieres a esas críticas gratuitas, que no aportan nada y que se dirigen como un dardo a tu corazón de madre, haciéndote tambalear...
    Genial post, como siempre.
    Directo a donde más duele.

    Un abrazo gigante!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Estoy cansada de críticas gratuitas... Que cansinas son algunas!

      Eliminar
  9. Lo bien que se queda una al pasarse las críticas por el forro... Al principio es difícil, con el tiempo se consigue. Te animo a ello. Nadie somos nadie para criticar la forma de educar de unos padres ni para aconsejar nada. Es lo que opino.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Es que al criticar tu forma de ser mamá, se están metiendo con lo más sagrado! con tu manera de dar amor a lo que más amas en el mundo. Pero tenemos que aceptar que las críticas nunca desaparecerán, porque siempre te encontrarás con criticones en los lugares menos esperados. Por eso es mejor relajarse y pensar que realmente creen que te critican por tu bien, o no tienen nada mejor que hacer.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Es muy fácil criticar y pensar que lo que uno hace es lo mejor, que son los demás los que se equivocan.... ¿Pero por qué a la gente le gusta tanto criticar y opinar? Yo he recibido criticas de maternidad hasta de mujeres que no son madres! el colmo de los colmos!!!!! Pero lo importante es seguir tus instintos, saber lo que estás haciendo y lo que haces es por su bien.... si cometes un error, aprenderás de él, pero solo tu podrás darte cuenta de ello, no tiene que venir nadie a decírtelo!!!!

    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O si, cuando la que comenta no es madre te entran ganas de hacerle un par de preguntitas, pero prefiero callar! Jajaja

      Eliminar
  12. Yo tengo que escuchar de mi suegro que soy muy dura con mi hija. Y escuchar eso de una persona que no ha hecho nada por educar a sus hijos.. Pues qué quieres que te diga Me importa una m...!!!

    Mírate tu ombligo antes de hablar.
    Y como él, muchísima gente.

    Un saludo y a no hacer caso de las críticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mejor comprarse unos taponcitos de oidos!

      Eliminar
  13. Es muy fácil opinar, casi nadie se plantea cómo puede afectar a la otra persona el comentario. Y mira que ahora está tan de moda eso de la empatía. Todo el mundo es empático, pero nadie se corta. Por suerte, yo ya he superado la fase en la que me importaba lo que pensasen los demás. Eso sí, hago el camaleón, como Trimadre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi lo del camaleón no me sale ni de casualidad! Jajaja. Pero poco a poco voy pasando más del tema!

      Eliminar
  14. Sinceramente creo que la gente critica porque su vida es muy aburrida y tiene la necesidad de meterse en la vida de los demás. Ese sentimiento de crítica siendo madre no lo he sentido pero si que he visto en mi entorno a mujeres que criticaban la crianza de otros y al convertirse en madres han cometido los mismo "errores" que les criticaban a sus amigas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que hay que pensar antes de hablar...! Por cierto me ha encantodo tu blog!!

      Eliminar