lunes, 23 de diciembre de 2013

Mi bebé rechaza un pecho

Y me refiero a que el bebé rechace un pecho y solo uno! Que mame felizmente de uno que de el otro no quiera saber nada… Sobre los bebés que rechazan los 2 pechos podéis leer más aquí.

Una de mis clientas postparto me llamó el otro día después de 4 meses desde la última vez que nos vimos diciendo que su niña de un día para el otro se había enfadado con un pecho y no conseguía que mamara de ese pecho casi nada.




Para bien o para mal tenemos 2 tetas. Y que los bebés tengan alguna (o mucha) preferencia es bastante corriente. Muchas veces prefieren el pecho del que mamaron por primera vez en su vida, se les queda grabado. Algunas prefieren el pecho de que sale más cantidad de leche y otras veces de que no sale la leche tan rápido! Mi bebé prefiere el derecho, y con mis amigas en EEUU solemos decir 'Left boba is just not right', 'La teta izquierda simplemente no es la derecha (o no está bien)' aprovechando el juego de palabras.

Cuando la preferencia del bebé está muy marcada desde el principio podemos usar algunos trucos para conseguir que mame al menos 2 o 3 veces al día y así seguir produciendo leche en los dos pechos. Aprovecha cuando el bebé esté dormido, recién despertado, en los despertares nocturnos, o a punto de dormirse para darle la que menos le gusta. Cuando esté muy alerta y luche por tomarse su teta preferida es inútil intentarlo, sólo te servirá para frustrarte y frustrarlo y que se enfade aún más con la menos preferida. Intenta cambiarlo de pecho sutilmente sin cambiarlo de postura corporal durante la toma, si son pequeños pueden no darse casi cuenta del cambio!

Tampoco es que haya ningún problema en dar un solo pecho durante toda la lactancia. Al menos problema médico, porque si que puede ser incómodo para la madre tener un pecho más grande que el otro.

Sin embargo si un bebé que muestra poca preferencia por un pecho u otro durante la lactancia un día decide que ya no quiere mamar de uno de ellos, puede tratarse de otro tipo de problema. Si no hay inflamación, infección ni abscesos en los días previos al rechazo en el pecho, podemos pensar si algo ha cambiado en el niño, vacunas, caídas, heridas… Puede ser que nunca entendamos porqué está dejando un pecho mientras mama tranquilamente del otro. Puede que sea un primer paso hacia el destete, o que cuando esto ocurre al final de la lactancia, la madre decida acelerar el proceso de destete. 

Existen algunas publicaciones científicas que indican que el rechazo de un pecho (o de la leche de un pecho) puede ser una señal de un proceso canceroso en el pecho rechazado. El propio Carlos Gonzalez hace referencia a esto en su libro. Leer esto me puso un poco nerviosa, y me fui directamente a las fuentes. Las publicaciones son específicamente 3, la primera de los años 60, con un médico cirujano que trató a las pacientes de cáncer y que a posteriori les hace unas entrevista sobre lactancia, con bastante poca información de cómo, cuánto y porqué… Pero parece que los bebés de las pacientes rechazaron el pecho antes del diagnóstico del tumor maligno. Las otras 2 publicaciones son de 1994 y 1996, con 4 y 6 casos parecidos cada una. Sin embargo me gustó mucho leer otro artículo de una IBCLC en el que reportaba 5 casos de pacientes con diagnostico de cáncer pecho durante la lactancia. La entrevista a las madres y el manejo clínico de la lactancia en estos casos está mucho más detallado, y sólo en un caso se observó preferencia sobre el pecho libre de tumor, y en ningún caso rechazo del pecho afectado.

Así que si de la noche a la mañana tu bebé se enfada con un pecho sí y otro no, y no puedes explicarte porqué ha pasado, no pienses que es que tienes un tumor seguro! No llegan ni a 30 los casos descritos! Pero como más vale prevenir que curar, ve a que un médico te haga una exploración de la mama, o incluso una ecografía, y no está de más repetir la exploración a los 4 meses. De hecho todas las mujeres dando el pecho o no deberíamos de hacernos autoexploraciones cada mes! Y si encuentras algún bulto nuevo que no desaparece tras la toma y persiste tras 48 o 72 horas, a pesar de hacer baños calientes, tomas frecuente y masajes, ve a que te lo exploren, incluso si tu bebé sigue mamando tan ricamente del pecho. El diagnóstico del cáncer de pecho en la mujer que amamanta muchas veces se retrasa por el mal manejo médico o por la falta de alerta en la mujer. No todos los bultos en el pecho son achacables a la lactancia y deben de vigilarse de la misma manera que en la mujer que no da el pecho.

Pero volviendo al tema de la asimetría ¿Cual es el pecho preferido de tu bebé? ¿Y cuanto de preferido es?


sábado, 21 de diciembre de 2013

Galletas de Lactancia de Coco

No sé si ya lo había contado, pero desde hace unos 6 meses coordino un grupo de apoyo a la lactancia como consejera certificada. Es un trabajo voluntario pero muy gratificante. Vienen madres con bebés de todas las edades, con problemas, con preguntas, o sólo para ofrecer su apoyo a otras madres que lo necesiten y es un par de horas al mes en las que nos lo pasamos genial!

Si tengo tiempo la tarde anterior me gusta hacer algún bizcocho o galletas de lactancia para la madres! Os dejo la receta de las últimas que he hecho porque estaban buenísimas! Y eso que no me gusta el coco!



Galletas de Lactancia de Avena y Coco

Ingredientes

1taza y media de harina de trigo
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de canela
2 cucharadas de levadura de panadero
1 pellizco de sal
225 gr de mantequilla
1 y media de azúcar
1 cucharada de alpiste molido
2 cucharadas de agua
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 taza y media de copos de avena 
1 taza de virutas de coco

Precalentar el horno a 180ºC y mezclar el alpiste molido con el agua, y dejar que se rehidrate.
Mezclar la harina, la avena, el bicarbonato, la canela, la levadura y la sal y reservar.
Batir el azucar y la mantequilla a punto de pomada y después añadir el alpiste con el agua. Combinar bien y añadir el extracto de vainilla. Ir agregando los ingredientes secos y por último añadir las virutas de coco. En una bandeja de horno distribuir la masa en bolitas (tamaño de bola de golf) y hornear durante 12 o 14 minutos hasta que estén doradas.

lunes, 16 de diciembre de 2013

Destetar sin lágrimas

Hace poco me leí el libro de Pilar Martinez 'Destetar sin lágrimas' y la verdad es que me ha gustado mucho. Pilar es bloguera en Maternidad Contuniuum.

Es un libro muy cortito, que se puede leer en una tarde, o en una siesta de tu niño de hora y media. Y aunque a veces me hubiera gustado que profundizara más en algunas cosas, para una madre con un niño lactante que el libro sea cortito resulta práctico!




Es un libro de apoyo a las madres, a todas las madres! Que en cualquier momento de la lactancia deciden que ha llegado su hora. Pero sin perder de vista las necesidades del niño, de ahí lo de '… sin lágrimas'.

Tiene muchos trucos e ideas para destetar de forma total, o parcial, antes de los 6 meses o después de los 2 años, al incorporarnos al trabajo o si somos mamás a tiempo completo. Así que sea cual sea tu caso vas a encontrar palabras de apoyo y consejos para ti.

Y tan importante es apoyar el establecimiento y buen funcionamiento de la lactancia como apoyar a las madres que por cualquier motivo han decidido dejar la lactancia. Puede ser un momento de muchas dudas, de pérdida… Es importante sentirnos seguras, y comprendidas en este momento. Y también es muy útil tener una guía de como conseguir el destete sin que haya lágrimas en ninguna de las partes!

Sin embargo no estoy del todo de acuerdo con la definición de destete natural como el que parte del niño, el destete que se produce por iniciativa del niño. Es decir que la madre siempre está disponible para que el niño mame y este poco a poco lo va dejando. A partir de los 2 años, cuando el consumo de leche deja de estar entre recomendaciones de las autoridades sanitarias, el niño puede crecer sano comiendo lo mismo que sus padres sin necesidad de ninguna leche de sustitución. Si un niño puede comer lo mismo que sus padres y la madre siente que el momento de destete ha llegado, esto también es un destete natural.

La mayor parte de 'mamíferas' destetan proactivamente a sus crías. Cada vez son menos accesibles para el lactante y muchos casos hasta drásticas cuando no quieren seguir amamantando, y esto es tan natural como la vida misma!

En nuestro caso he tenido que hacer un destete diurno al incorporarme al trabajo, y hemos usado muchos consejos de este libro. Y lo hemos conseguido sin lágrimas, sin mastitis, con conductos obstruidos ni dolor de pecho, sin más despertares nocturnos y sin leches de sustitución. Así que estoy contenta con el resultado! Aunque si que echamos mano de algún yogur durante el día…

¿Cómo fue el destete para vosotras? ¿En qué momento creéis que estaréis listas para destetar a vuestros bebés?

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Un aniversario especial

Este mes hace dos años que no tengo menstruación! Primero fueron 9 meses de embarazo y después 15 meses de lactancia! Así que ya casi se me ha olvidado lo que era eso, y no lo echo de menos para nada.





Uno de los beneficios de la lactancia materna es precisamente este, la amenorrea que le acompaña. Y no sólo es beneficioso porque te olvidas de una incomodidad más. Hay muchas otras cosas buenas…

Primero, ayuda a que nos recuperemos de la pérdida de sangre tras el parto. Evita la aparición de anemia postparto y si la hay acelera la recuperación de la parturienta. Esto está claro, a menos sangrado, menos pérdida de hierro.

También ayuda a evitar embarazos en el periodo postparto. Al no haber ovulación es difícil que se produzca un embarazo no previsto. De hecho la lactancia materna en exclusiva, y a demanda (siempre que el bebé nunca deje pasar un pedido de más de 6 horas entre tomas) es el mejor método anticonceptivo conocido por el hombre, al menos durante los primeros 6 meses de vida de bebé. Lo normal es que los niños se espacien de manera natural entre 2 años y medio y 3.

Además la ausencia de estrógeno en el cuerpo de la mujer durante tanto tiempo nos protege frente al cáncer de pecho. Gran parte de los tumores en el cáncer de pecho son respondedores a estrógenos. Como diría el refranero popular 'muerto el perro se acabo la rabia'. La cantidad de estrógenos a los que se expone el pecho de la mujer por culpa de la vida moderna no es natural. Lo natural es tener muchos embarazos, y muchas lactancias, que duren muchos años. Así que todo ese exceso de estrógeno es nocivo, cuantos más embarazos y más meses de lactancia, menos riesgo de contraer cáncer de pecho.

Yo después de 15 meses todavía no he vuelto a ovular. Mi hijo nunca ha dormido más de 6 horas seguidas, y mama todas las noches al menos 1 vez, pero lo normal es 2 o más. Y esto ha sido así desde que nació, con épocas mejores y peores según dientes, hitos del desarrollo, enfermedad… De las tomas durante el día si ha habido más evolución. Durante los 4 primeros meses mamó cada hora y media o 2 horas. Después paso a cada 2 ó 3 horas, incluso cuando comenzó a comer sus primeros sólidos. A partir de los 8 ó 9 meses paso a comer algo más de comida y sobretodo si estábamos entretenidos en la calle podían pasar hasta 5 horas entre tomas. A partir de los 13 ó 14 meses ha empezado a mamar básicamente antes de acostarse, durante la noche y por la mañana. Aunque si me tiene cerca y le apetece mama unos segundos, aunque no se espera a que baje la leche...

¿Cuando os volvió el periodo después del parto? Me he dado cuenta de que esta es una de las preguntas más frecuentes de mis mamás en la reunión de lactancia.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Lactancia en tandem

Parece que dar el pecho durante el embarazo es tabú cultural y muchas veces hasta lo desaconseja el personal sanitario. Sin embargo se puede seguir dando el pecho después de haber concebido sin ningún problema médico. Los estudios científicos demuestran que no hay riesgo de aborto espontáneo ni de parto prematuro cuando la embarazada da el pecho.

Tampoco hay diferencias en el peso del recién nacido al nacer, ni en otros muchos indicadores perinatales. En lo único en los que si hay diferencias significativas es en el aumento de peso de la embarazada (menos si se da el pecho) y en su nivel de hemoglobina. Así que más allá de estar más delgadas y tener algo más de riesgo de estar anémicas durante el embarazo, no hay ningún peligro para nuestra salud o la del feto si se continua con la lactancia. Por supuesto hablo de embarazos de bajo riesgo!




Sin embargo si tenemos un niño que durante el embarazo se ha destetado, y después de varias semanas decide que quiere volver a mamar, hay que tener cuidado. En estos casos es mejor no comenzar la lactancia en mitad de un embarazo, o al final del embarazo, porque nuestro cuerpo ya no está acostumbrado a esos niveles de oxcitosina y si podrían aparecer partos prematuros y otros problemas.

Lo normal es que en niños mayores de 1 año, o incluso algo menores también, el destete llegue solo cuando la madre está embarazada. Alrededor del ecuador del embarazo la leche comienza a cambiar hacia calostros y disminuye la producción. El niño suele decidir dejar el pecho en este momento. Si esto no ocurre, la propia madre suele sentirse incómoda y deja de disfrutar de amamantar a su hijo, y decide destetar de una manera u otra.




Sin embargo otras veces, la madre sigue estando cómoda dando el pecho durante el embarazo, o incluso estando incómoda decide superar sus sentimientos y continuar con la lactancia. Y en muchos casos el niño no muestra ningún interés por destetarse. En estos casos se puede seguir con la lactancia hasta el momento del parto y continuar más allá dando el pecho a los 2 niños.

Si queréis saber mi opinión personal, que no pasa de ser una cuestión particular mía, es que la naturaleza no ha previsto que la mujer de el pecho en tándem… Lo siento chicas, pero es lo que pienso. El ser humano es el único mamífero que le da el pecho a dos o más camadas de crías seguidas. Así que pienso que la mujer se esfuerza por no destetar a un hijo mayor en contra de su propio instinto, guiadas por una responsabilidad moral totalmente ajena a su cuerpo y sus necesidades.

Cuando se da el pecho a demanda los hijos suelen espaciarse de forma natural entre 30 y 36 meses, así que no estoy hablando de destetar a un bebé de 14 meses que sigue dependiendo en gran medida de la leche materna. Estoy hablando de destetar a un niño con cierta madurez, que puede crecer sano comiendo lo mismo que sus padres y que es capaz de entender lo que le explicamos. Y más aún, no estoy hablando de traumatizarlo o negarle el cariño, estoy hablando de asumir que somos capaces de querer a nuestros hijos y darles el amor que siguen necesitando para crecer sanos y felices, y a la vez destetarlos. Alguna vez habéis visto a una oveja destetar a sus crías?? No es que haya que hacer lo mismo, pero si la lactancia es algo natural el destete también lo es. Y el destete es natural si lo inicia el niño o si lo inicia la madre, una vez que ya no se necesiten sustitutos de la leche materna.

Así que si estás embarazada y tu cuerpo te pide destetar escúchalo! Avocamos por el derecho a escuchar y respetar el cuerpo de la mujer durante el parto y la lactancia, así que hay que hacer lo mismo para el destete.

Si tienes una historia preciosa sobre lactancia en tándem, por favor compártela, para que todas las voces sean escuchadas. Aunque yo no me veo como una madre lactante en tándem, respeto y admiro a las que lo hacen!

martes, 12 de noviembre de 2013

Alimentar con leche materna almacenada

Cuando tenemos leche extraída ya sea refrigerada, o congelada nos entran muchas dudas sobre cómo dársela a nuestros bebés. ¿Cómo calentarla? ¿Qué hago con lo que sobra? ¿Puedo mezclar leches de días distintos? Aquí os dejo algunos consejos sobre cómo darle la leche  materna almacenada a vuestros bebés.



Al almacenar la leche, ésta se separará en dos fases y la grasa se queda en parte de arriba. Antes de dársela al bebé se debe mezclar con suavidad, sin agitar. Al agitar la leche materna desnaturalizamos muchas de sus proteínas, como los anticuerpos, haciendo que la leche pierda valor inmunológico. Tampoco debemos nunca hervir ni calentar la leche materna en el microondas por el mismo motivo. Recuerda que la leche es alimento vivo! Para calentarla podemos sumergir la bolsa o el biberón de leche en un recipiente de agua tibia hasta que alcance la temperatura deseada. Además si la calentamos en el microondas podemos poner en riesgo a nuestro bebé y causarle quemaduras en la boca.

En el momento en el que la boca del niño entra en contacto con el biberón de leche materna, esta leche se ‘contamina’ de las bacterias en la flora normal que hay en nuestro bebé. Esta leche debe ser consumida en 1 hora. Si nuestro bebé no se termina el biberón lo que haya sobrado habrá que tirarlo pasada 1 hora, incluso si se vuelve a poner la leche en la nevera. Por este motivo es mejor descongelar y hacer biberones de pequeñas cantidades y así evitamos desperdiciar leche materna. Una vez descongelada, antes de que entre en contacto con la boca del bebé se puede conservar a 4°C hasta 24 horas, una vez pasado este tiempo es mejor tirarla.

En ocasiones la leche descongelada puede cambiar de sabor y oler a jabón. La leche seguirá siendo apta para nuestros bebés, pero pueden rechazarla al no gustarle el sabor. Si crees que esto le está pasando a tu bebé puedes escaldar la leche materna justo antes de congelarla, sin que llegue nunca a hervir. Esto hará que el problema desaparezca.

No hay ningún problema con mezclar en la misma toma leche extraída en dos momentos distintos, simplemente mézclelas con suavidad una vez descongeladas.

lunes, 28 de octubre de 2013

Cómo conservar y almacenar la leche materna

Incluso si tenemos la suerte de poder estar con nuestros bebés todo el tiempo que dure nuestra lactancia, casi todas las madres lactante queremos sacarnos leche en algún momento, por distintas razones. Para estimular la producción, para tener algo de leche congelada para 'por si', pare ver cuanta leche tenemos, incluso para donarla. Si nos tenemos que incorporar al trabajo o separarnos de nuestros bebés por cualquier motivo, el sacarnos leche y guardarla se convierte en parte de nuestra rutina. En cualquier caso es importante seguir unas pautas al hacerlo.




Cuando vamos a conservar la leche debemos de seguir una medidas higiénicas que eviten la presencia de bacterias en la leche. Nunca vamos a conseguir esterilidad total, y no pasa nada, pero es importante lavarnos las manos y que el equipo que usamos para almacenaje y extracción esté limpios. Esterilizar el sacaleches sólo será necesario una vez a la semana en la mayor parte de los casos (con bebés prematuros u hospitalizados es mejor preguntarle al médico sobre las medidas higiénicas a seguir).

Es normal que la leche extraída sea de distinto color cada día; blanca, amarilla, rosada o incluso verdosa, son colores normales. Al almacenar la leche, tanto refrigerada como congelada la capa de grasa se separará del suero de la leche y se quedará arriba. Esto no quiere decir que la leche se haya cortado o que ya no sea buena para dársela a nuestro bebé.

Hay que refrigerar la leche extraída lo antes posible. La leche a temperatura ambiente debe ser consumida en las primeras 6 horas. Si tenemos planeado usarla en pocos días se puede mantener en la nevera o refrigerador. Es mejor usarla en los 3 ú 8 primeros días si está a 4°C o en las primeras 24 horas si está a 15°C (refrigerada con paquetes de hielo).

Si no sabemos cuando vamos a tener que usar la leche que nos hemos extraído es mejor congelarla inmediatamente después de extraerla. La leche aumenta de volumen al congelarla, así que no se deben de llenar los recipientes en exceso. Podemos unir en la misma bolsa de congelación leche extraída en distintos momentos, dentro del un mismo día. Pero hay que refrigerar la leche antes de añadirla a la leche que ya estaba fría o congelada, así no la calentaremos.

Para evitar tener que tirar leche materna (es oro blanco!! Tirarla da mucha pena) es conveniente congelarla en pequeñas cantidades, de 100ml o 2oz, además así se descongelará más rápido. Una vez congelada la leche materna aguantará bien entre 6 meses y 1 año. No la pongas en la puerta del congelador, sino al fondo para que no sufra cambios de temperatura. Asegúrate de que has etiquetado bien la leche con la fecha y de que la etiqueta será legible con el tiempo y la congelación, os recomiendo usar indeleble en cita washi y pegarla a la bolsa o biberón.

Si tenéis más leche congelada de la que necesitará vuestro bebé, no la tires! Ponte en contacto con un banco de leche de tu país y pregúntales por cómo convertirte en donante de leche materna. Podéis leer sobre mi experiencia con la donación de leche en aquí.

La semana que viene compartiré otros consejos para descongelar la leche antes de dársela a nuestros bebés y cómo alimentar al bebé con leche almacenada.

Gracias a las futuras mamás de pecho

La semana pasada tuvo lugar el Curso de Lactancia para Embarazadas del que os hablaba en esta entrada. Fue un éxito total, y quiero agradecerle a todas las mamás que asistieron por haber venido, y ser un grupo tan bueno. Estoy segura de que todas van a conseguir lo que se propongan con respecto a su lactancia.

Nos dió tiempo a hablar de todo lo que yo les quería contar. Sobretodo la importancia de los primeros días y semanas para conseguir una lactancia satisfactoria a largo plazo. Los problemas más frecuentes y cómo ponerles solución, además de otras muchas cosas, como los beneficios de la lactancia, el papel del padre en la crianza a pecho, fertilidad y lactancia... También hubo tiempo para contestar todas las dudas que fueron surgiendo, desde mitos sobre la preparación del pezón durante el embarazo, hasta pautas para sacar la leche durante la vuelta al trabajo. Estuvimos más de 2 horas charlando y espero que todas salieran del curso con confianza de poder dar el pecho y con trucos para solucionar cualquier contratiempo, e incluso evitar problemas!

Pudimos ver el magnífico vídeo de la Universidad de Standford sobre la expresión manual de calostros en los primeros días y comentamos la utilidad de usar esta técnica. Este vídeo no se puede ver en Youtube, pero os dejo el link aquí, para que volváis a verlo todas las veces que os haga falta!





Las asistentes se llevaron a casa información sobre el establecimiento de la lactancia, grietas, evitar inflamación en el pecho, ictericia y lactancia, y sobre la dieta de la madre lactante que espero que les sea útil. Además de una muestra de crema para pezones de purelan e información sobre recursos de apoyo a la lactancia en nuestra ciudad.





Lo prometido es deuda, así que también hubo sorteo para las 3 afortunadas que se llevaron además unos preciosos patucos hechos a mano de algodón 100% y una crema antigrietas para el pecho, 100% orgánica y libre de tóxicos!



Gracias a Luz de Con Delantal disfrutamos de una merienda de lujo con tartaletas de manzana, brownies, tarta de limón, peladillas de chocolate y almendras y bocaditos de mermelada de higos con queso de oveja! Todo riquísimo y además de merendar pudimos concentrarnos y aprender mucho sobre la lactancia!!

Si os lo habéis perdido pero queréis asistir volveremos en febrero con otra ronda! Ya os avisaremos!


lunes, 21 de octubre de 2013

Sesión de fotos de regalo

Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia el pasado agosto Three Plus Photography nos regaló una sesión de fotos Mother´s Milk. Es una sesión para la madre y su bebé de pecho, así que estaba encantada con la idea!!




La fotógrafa me mandó un montón de consejos sobre colores, sitios, vestuario, y miles de detalles. La verdad es que fue muy útil, porque hay cosas en las que no caes, y hacen que las fotos queden mucho mejor! Los fotógrafos tienen muy buen gusto y su estética es siempre muy natural, tanto para las sesiones de lactancia, como de embarazadas, recién nacidos, partos... Sus fotos son preciosas!





Cuando me propuso dónde queríamos hacer las  fotos, y me habló de playa y parques, a mi lo que me pareció más natural es hacerlo en casa. Y la verdad es que me alegro mucho de haberme decidido por hacerlo en mi sofá, porque una sesión de fotos dando en el pecho en la playa me parece un poco forzado...




La sesión fue muy rápida, y como mi bebé llevaba 2 horas sin beber nada de nada, mamo sin problemas incluso con una persona nueva en el salón haciendo fotos! Pero Sophia tiene la habilidad de hacerse casi invisible! Como vino por amor al arte a casa le preparé unos muffins de copos de avena, que ella es también madre lactante!



Nosotros estamos super contentos con el resultado! Y la verdad es que merece mucho la pena darse el capricho de una sesión de fotos profesional y tener un recuerdo bonito para toda la vida de este momento tan especial ¿Os gusta? Si vivís en South Florida  no dudéis en poneos en contacto con Three Plus Studio y reservar vuestra sesión!

jueves, 17 de octubre de 2013

Diccionario para el recuerdo

La semana pasado vi este Glosario para el recuerdo en el blog de Canela y Bach y me encantó! Tanto que le copio la idea! Y es que mi bebé, a sus casi 14 meses, se ha soltado de la lengua y le encanta hablar! Le divierte muchísimo y aprende 1 palabra nueva casi todos los días!!




Palabras que cualquier cristiano entiende

Mamá
Papá
Teta
Agua
Ven
Arena
Aquí
Este
Pie
Boca
Vaca
Luna

Caca


Palabras que necesitan traducción

Papa: pelota
Papa: zapato
Paapa: pájaro
Pa: pato
Pa: pasta (de dientes)
Mama: teta (algunas veces)
Ma: más
Moca: mosca
Buafbuaf: perrito
Nana: iguana
Nana: Viaviana (su nanny)
Gategate: aguacate
Alleta: galleta
Babai: adios (bye-bye)
Baco: Barco
Ta!: Donde está?
Casjco: Qué asco

lunes, 14 de octubre de 2013

Duérmete niño, pero sin abandono

Como a cualquier madre a mi me gusta dormir, toda la noche y de un tirón. Así que después de pasar las primeras semanas, o incluso meses despertándome cada 2 o 3 horas todas las noches llego el momento de hacer algo para dormir mejor.

Estaba claro que lo de dejarlo llorar sólo en la cuna, o mirándolo mientras llora, o incluso en brazos no va conmigo. Pero aceptar impasible que nada se puede hacer y que toca dormir mal durante años tampoco. Y este libro es genial porque te explica que no hay ningún problema con cómo está durmiendo el niño, el problema lo tiene la madre. Pero es un deseo muy respetable el de querer dormir toda la noche del tirón. Así que es un libro para mejorar el sueño del adulto, promoviendo la independencia del niño para dormir, que es algo muy poco natural, así que requiere tiempo.




Así que me leí este libro, "El sueño del bebé" o "The no-cry sleep solution" de Elisabeth Pantley que podéis encontrar en AMAZON. En este libro te explican porqué los niños duermen como duermen, y cuales son las expectativas reales que podemos tener con respecto a su descaso. Y la autora, madre de 4 hijos, colechadora y amamantadora a demanda, nos da pautas y consejos para enseñarle a nuestros hijos a dormirse sin necesitarnos para el proceso. Estas pautas sirven para todos los padres (excepto los que creen en dejarles llorar hasta dormirse), los de teta, los de biberón, los de cuna y los de colecho. Aunque se le ve un poco el plumero de colechadora, y por eso para mi fue especialmente útil, porque colechar no tiene porque ser sinónimo de despertarse muchas veces!

No es un libro milagro ni mucho menos! Requiere mucha dedicación y sacrificio. Ya lo dice Carlos Gonzalez en su libro "Bésame mucho". Pero ofrece miles de trucos para, poco a poco, conseguir el objetivo soñado. Además la autora propone hacer unos registros de siestas y sueño nocturno cada día durante varios días, para ver dónde está el problema y evaluar los avances cada 10 días. Los trucos van desde hacer una rutina de sueño predecible, a crear una canción o palabras que se asocien con el sueño, no dejar que el bebé se duerma con el pezón en la boca, y muchísimas más. Lo bueno es que siempre vas a encontrar 3 ó 4 cosas que puedes cambiar sin esfuerzo para mejorar la situación.

El libro es muy recomendable y especialmente me ayudó a darme cuenta de un par de cosas en las que no había caído. La primera es que los niños tienen una necesidad de sueño que solemos desoír y posponer sin ningún reparo "Bueno, así duerme más luego" "Si no se duerme será que no tiene tanto sueño". Pero no es así, la necesidad de sueño hay que atenderla con la misma rapidez que atendemos el hambre en el bebé. Que un niño duerma lo que necesita también debe ser prioritario. Ya lo dice mi madre "Mientras más duermen, más duermen". Y muchas veces los bebés no saben dormirse solos igual que no saben comer solos, y hay que ayudarlos.

Otra cosa que me resultó muy interesante es que los niños amamantados que duermen junto a la madre se despiertan más que si no duermen con ella. Y es que la teta es maravillosa, y al despertarse madre e hijo a la vez durante la toma sus ciclos de sueño se sincronizan, así estamos más alerta durante las fases de sueño ligero que es cuando es más probable que el niño se despierte. Esto tiene su parte negativa y es que nuestros movimientos es esta fase del sueño pueden hacer que el bebé se despierte, o lo que es peor, que el bebé se mueva y haga ruiditos y como estamos más alerta le enchufemos la teta, cuando en realidad podría haber seguido durmiendo tan feliz. Así que aunque estemos durmiendo juntitos y sincronizados,  cuando se mueve me hago la dormida, y muchas veces él se vuelve a dormir sin tenerlo que ayudar.

Una de las cosas más útiles que recomienda el libro son unas pautas muy fáciles y respetuosas con las necesidades del niño para romper la asociación pecho y sueño. Y esto ha funcionado de maravilla!! Aunque seguimos sin dormir toda la noche del tirón, pero hemos llegado a un equilibrio en el que yo estoy contenta, y no nos tenemos que volver locos con rutinas estrictas ni registros de sueño. También me gusta porque te ayuda a darte cuenta de que no estás sola, y de que no estás haciendo nada mal. Los niños duermen como duermen y es lo natural!

Y vosotras, qué hicisteis para dormir mejor en vuestra casa?? Si tienes la solución definitiva compártela, por favor!!!

jueves, 10 de octubre de 2013

Entrevista a Mamás Blogueras

Hoy han publicado una entrevista en MundoBebes.net que me han hecho como mamá bloquear.



Con preguntas como: ¿Es posible compaginar la maternidad con la vida online sin volverse loca? o ¿Cómo es un día en la vida de una madre 2.0?

Si quieres leerla pincha aquí!

miércoles, 9 de octubre de 2013

El sacaleches, mi amienemigo


No importa que no te tengas que incorporar al trabajo mientras que dure tu lactancia, o que hayas decidido no separarte de tu bebé más de 2 horas seguidas durante los primeros meses de vida. Las madres lactantes, por un motivo u otro acabamos sacándonos leche en algún momento.

En mi caso, y pese a que mi bebé jamás ha tomado más de 30ml de mi leche en biberón, cuchara, vaso o sonda, me he sacado leche en diversos momentos y por distintos motivos.

Mi amado sacaleches prestado. El que me alquilaron en el hospital es el odiado.

Empezando por el comienzo, con un bebé ingresado en la UCIN al que no le podía dar el pecho en las primeras 24 horas y los días que siguieron después (leer más aquí). Esos días el sacaleches era como un examen infernal que siempre suspendía. Con aquella maquina del diablo (el mejor sacaleches del mercado Hospital Grade y todo) sólo me sacaba unas gotitas de calostros, 10ml si estaba de suerte. Y así 5 larguísimos días hasta que empezó a fluir leche. Aún así no era suficiente. Nunca conseguía sacarme para un biberón completo, aunque pronto pude estar 24 horas con mi bebé y se acabó lo de sacarse.

Después me dio por participar en un estudio sobre la leche materna. Te dejaban un sacaleches eléctrico durante 6 meses, de los buenos. Y te daban dinerito por cada muestra, 4 muestras en total. Así que al tener el sacaleches último modelo a mano hicimos las paces y empecé a usarlo de vez en cuando… Por si acaso... ¿Y si me pongo mala y tengo que ir a Urgencias y me tienen allí muchas horas? Por si me voy de casa un ratito y al niño le entra hambre; Así podemos irnos al cine algún día; ¿A ver cuanta sale?... Mi hijo nunca se tomó mi leche si no salía de mi pecho. Supongo que porque no lo hice esperar más de 2 o 3 horas, y prefería que volviera yo.

Al ver el congelador con leche que no me servía para nada decidí donar mi leche. Y encontré a una madre de dos hijos, superviviente de cáncer de pecho, que amamantó a su primer hijo y estaba alimentando a su segundo con leche materna, aunque no pudo ser la suya. Así que me saqué más para este ‘hijo de leche’. Y en este momento el sacaleches se  hizo bastante amigo, aunque al final es un antipático, con el ruidito y tanto fregoteo...

Más adelante ya sólo he tenido que usar el sacaleches para descargar leche de la teta buena, cuando una se me ha puesto mala. Puede ser muy útil para perlas de leche y mastitis, conductos obstruidos y cosas así. Aunque mi amado (y odiado) sacaleches se lo llevaron al terminar el estudio, así que me quedé con uno manual que es bastante inútil… Si hace falta extraer leche a estas alturas de la lactancia me sobra con la extracción manual.


Hoy también me he sacado leche, esta vez para una amiga que quería leche materna para curarle un ojo malito a su hijo. Y es que la leche materna tiene muchas propiedades medicinales y cura la conjuntivitis, el eczema y la soriasis. Así que si alguien me pide leche, yo la cedo encantada!

Y tú ¿para qué te has sacado leche materna?

sábado, 5 de octubre de 2013

Curso de Lactancia para embarazadas - Córdoba


Tras acogida del curso de lactancia para embarazadas que tendrá lugar en Sevilla el 16 de Octubre (más información aquí), me animo a dar otro curso en Córdoba el próximo 22 de Octubre a las 18:00, gracias a la colaboración de la Clínica Avencia Arévalo.




Hablaremos sobre cómo funciona la producción de leche, los beneficios de la lactancia para la madre y para el bebé, las claves para iniciar la lactancia con éxito, como superar los problemas más comunes que podemos encontrarnos y mucho más. Habrá tiempo para comentar todas las dudas y mitos de la lactancia que tengáis. 

Todas las participantes se llevaran a casa una muestra gratuita de crema para pezones de purelan, y material educativo. Además las asistentes recibirán una bolsa de productos dermatológicos de Laboratorios LETI, expertos en el cuidado de la piel y líderes en los mercados de la atopia, reparación de nariz y labios y rojez sensible. 




El curso tendrá lugar en la Clínica Avencia Arévalo, especialistas en Enfermería, Podología, Fisioterapia y Audiología y cuya web podéis visitar aquí





Anímate! Los espacios son limitados así que reserva el tuyo lo antes posible! Para más información y reservas puedes escribir a mibebedepecho@gmail.com o directamente contactar con la Clínica en clinicaavenciaarevalo@hotmail.com o llamando al 957-45-45-87.


martes, 24 de septiembre de 2013

Curso de Lactancia para embarazadas - Sevilla

Os anuncio el próximo Curso de Lactancia para embarazadas que daré en Sevilla en próximo 16 de Octubre a las 7 de la tarde.




Hablaremos sobre cómo funciona la producción de leche, los beneficios de la lactancia para la madre y para el bebé, las claves para iniciar la lactancia con éxito, como superar los problemas más comunes que podemos encontrarnos y mucho más. Habrá tiempo para comentar todas las dudas y mitos de la lactancia que tengáis. 

Todas las participantes se llevaran a casa una muestra gratuita de crema para pezones de purelan, y material educativo. Además sortearemos entre las participantes una crema antiestrías para el pecho gracias a Novena Maternal Skin Care. Novena está especializada en productos naturales para el cuidado de la piel libre de parabenes, sulfatos y phalatos idóneos para la mujer embarazada y lactante. 



La autora de blog 'Con Delantal' ha accedido a regalarnos una merienda con sus magníficos dulces (sólo por la merienda ya merece la pena venir!). 



Y gracias al buen hacer de su abuelidad también sortearemos unos patucos 'hand made' de algodón 100%, de los que no se caen! Comodísimos! Son iguales que los que usó mi bebé hasta que empezó a andar. Unos en rosa y otros en azul!


Anímate! Los espacios son limitados así que reserva el tuyo lo antes posible! Para más información y reservas puedes escribir a mibebedepecho@gmail.com.



lunes, 23 de septiembre de 2013

Aprender a dar el pecho

No importa todo lo que hayas leído sobre lactancia durante el embarazo, si has ido a clase de lactancia, o si la matrona le dedicó 2 días al tema de dar el pecho en la preparación al parto. Cuando llegues a casa con tu recién nacido vas a necesitar un rinconcito en el que pasar muchas horas y descubrir por ti misma en qué consiste la lactancia.

Este rincón en el que ocurrirán la mayor parte de las tomas (al menos las diurnas) durante las primeras semanas es más importante de lo que pensamos. Incluso si no hay ningún problema con la lactancia, aprender a dar el pecho lleva tiempo. Hay que observar al bebé, ver cuando mama, cuando descansa, cuando se está quedando dormido, si deja el pecho para cambiarlo al otro, si está bien agarrado. Hay que aprender en qué postura está más cómodo para sacarle los flatos. Y mientras hacemos todo eso, mientras pasamos 40 minutos o 1 hora dando el pecho en cada toma, que puede ser cada 2 horas o menos, tenemos que estar cómodas!


Este rincón de dar el pecho puede ser nuestra cama. Pero después de varios días vas a querer salir de la cama más tiempo. Lo mejor es que sea un sillón, con respaldo alto para que nos sujete la cabeza (un cojín contra la pared también puede servir). Que tenga reposa-brazos a la altura ideal, aunque se puede arreglar con más cojines debajo de los codos. También vas a necesitar levantar los pies un poco del suelo, o te vas a sorprender aguantando de puntillas gran parte de la toma. Así que si no tienes reposapiés una cajita de madera o de cartón de puede servir. Ponte una mesa cerca, a la que llegues con facilidad con la mano para dejar un vaso de agua siempre lleno y cerca, algo para picar, un libro, el teléfono, el Ipod... En seguida las tomas se hacen más rápidas y podemos dar el pecho en cualquier posición y lugar.



Sillón de IKEA con muy buena pinta para pasar las horas dando el pecho


Cuando visito a madres pocos días postparto me encanta ver que se han fabricado su nido para dar el pecho, y que además de todo lo que os explico también tienen a mano crema de pezones, varios discos de lactancia desperdigados, una gasa o dos para flatos y leche que pueda gotear del otro pecho, el mando de la tele...  A veces aún no han encontrado su sitio, su spa donde pasar las tomas y estar cómodas. Una madre (después de una cesárea) me explicaba que no sabía muy bien dónde darle el pecho, que en la cama del hospital todo era más fácil. En un momento dado se pudo de pie para engancharse a su bebé al pecho y me dijo que 'bueno, sólo son 30 ó 40 minutos'... Si! Pero 10 veces al día!! Así que recorrimos la casa hasta que dimos con el rincón perfecto, la silla del ordenador! Que no te pase lo mismo, antes de preparar tu maleta para el hospital prepara tu rincón de lactancia! En IKEA hay sillones comodísimos y muy baratos si no tienes ya un sitio que pueda servir!

¿Cuál fue vuestro rincón de dar el pecho al llegar a casa?

lunes, 16 de septiembre de 2013

¿Cuánto cuesta una Consultora de Lactancia?


En Estados Unidos, donde vivo y donde amamanto a mi hijo, la sanidad es privada, y cualquier servicio por muy básico que sea se paga. Y se paga muy caro. En España tenemos la suerte de tener un sistema de salud público de calidad donde el usuario no afronta ningún gasto. ¿Pero qué pasa cuando hay problemas en la lactancia?

La mayor parte de enfermeras, matronas, médicos de familia o pediatras no tienen formación específica en lactancia materna. Sin embargo son los encargados de ayudar a las madres con problemas en la lactancia. Si no se han encargado de estar al día en lactancia por motivación personal, pueden darnos malos consejos, basados en prácticas de hace 20 años, o en su opinión personal...

Una consultora de lactancia certificada, tiene que acreditar mediante un examen sus conocimientos en lactancia humana. Su práctica está basada en la evidencia científica más actualizada y no en opiniones personales. Además debe acreditar formación continua una vez que se ha certificado con la asistencia a cursos y congresos, para estar al día. Y tiene que haber trabajado con madres lactantes entre 500 y 1000 horas de experiencia acumulada. Normalmente son personas que aman la lactancia materna y quieren ayudar a todas las madres a poder dar el pecho si es lo que desean, pero son profesionales que están dando un servicio y pretender cobrar por ello.

Si tienes un problema en la lactancia lo mejor es acudir a estas profesionales, pero claro hay que pagarlas… En estos tiempos de crisis todas estamos vigilando el gasto! ¿Y cuánto cuesta una Asesora de Lactancia? Pues cueste lo que cueste tenemos que compararlo con la alternativa de no tener ayuda o recibir malos consejos. Si queremos dar el pecho pero nos encontramos dificultades y nadie que nos ayude a solucionar el problema, nuestra alternativa va a ser la alimentación artificial, parcial o total. Es decir el biberón de polvitos…


La leche de sustitución es un negocio multimillonario

Dar el pecho es gratis, pero la leche de sustitución es cara. Dando el pecho podemos ahorrarnos alrededor de 1000 euros al año, más o menos dependiendo de marcas y especificaciones. Así que incluso si una consulta con la asesora de lactancia en tu domicilio te cuesta 100 euros o 200 dólares, puede ser que le estés ganando mucho dinero.

Si tienes un problema en la lactancia que te va a hacer destetar a tu hijo, contratar a una asesora de lactancia para que te ayude puede que no sólo te salga gratis, sino que le ganes dinero a la consulta!!

Y vosotras ¿Habéis gastado dinero en tener una lactancia de éxito? ¿Cuánto, dónde, cómo? Seguro que no ha llegado al gasto que supone la leche artificial para alimentar a un bebé durante el primer año…