jueves, 27 de junio de 2013

Bebés de pecho, dientes y caries


Existen muchos mitos sobre la lactancia y la dentición infantil. Los que más me molestan son los que tienen que ver con la necesidad de destetar a los niños cuando aparece el primer diente. Muchos afirman que es una señal de la naturaleza para destetar. Incluso he oído muchas veces, "¿Todavía le das el pecho? Pero si ya tiene dientes", como si fuera físicamente imposible que el pezón quepa a la vez que 2 dientes en la boca de un bebé... Te aseguro que mi bebé con esos 2 primeros dientes en solitario no podía masticar nada de manera efectiva. Sólo le sirvieron para tener algo nuevo que tocar, cuando se llevaba la mano a la boca, durante casi 5 meses. Ahora que tiene 6 dientes, y que han crecido lo suficiente puede empezar a usarlos para triturar comida, y está encantado con el descubrimiento. Aún así la leche debe de ser la base de su alimentación hasta el año, y no está preparado para tomar leche de vaca… Está bastante claro que es pronto para destetarlo y la Organización Mundial de la Salud piensa lo mismo que yo.

La primera y única función de los dieses fue la de servir de estimulo táctil, durante meses.


Los primeros dientes coinciden con otras muchas cosas: la baja maternal de la madre termina, el bebé comienza a comer otras cosas que no son leche materna, cada vez es más independiente y se hace patente cuando gatean y andan… Si te parece un buen momento para destetarlo es tu decisión y gracias a la ciencia hay alternativas a la leche materna y a la leche de vaca sin procesar para que lo hagas con relativa seguridad (y digo relativa, porque la leche materna sigue siendo mejor). Pero ese diente tiene poco que ver con la decisión de destetarlo.

Otro de los mitos que oímos es que si seguimos dándole el pecho le saldrán caries… Y aquí es donde la cosa ya no está tan clara. Siempre pensé que las caries salen de la acumulación de azúcares en la boca, tanto de la leche materna como de la leche artificial y que las caries salen de la asociación de mamar y dormir, incluso si se mama de una tetina de plástico leche de polvitos.

En la última revisión del pediatra me dijo que cuando dejara al niño dormido después de mamar le metiera un trapo en la boca humedecido en agua para lavar los azúcares… Y ahí me quedé pensando “¿si le doy de mamar para que se duerma, cómo voy a despertarlo chupando un trapo?! Y cuando se despierte, qué? Otra vez la teta? Otra vez el trapo?” No estaba dispuesta a entrar es esta espiral de tortura nocturna, así que investigué un poco sobre el tema para ver cuánto riesgo corría mi hijo de desarrollar caries según la evidencia científica y si había otras formas de evitarlas…

Lo primero que me quedó claro es que no existen evidencias científicas válidas de que dar el pecho cause caries, incluso si se hace durante la noche, justo antes de que el niño duerma. También me quedó claro que no es lo mismo que el niño se quede dormido con un biberón en la boca a que se duerma al pecho. Con el biberón la leche con sus azúcares se acumula en la boca alrededor de los dientes con el consiguiente riesgo de caries. Sin embargo del pecho no sale leche a no ser que el niño esté mamando de forma activa (y por lo tanto tragando) y además el pezón queda más hacia dentro de la garganta del niño, muy por detrás de los dientes.

Además hay diferencias entre la fórmula infantil, una mezcla de azúcares, proteínas y vitaminas parcialmente hidrolizadas y la leche materna, un alimento vivo, que además de azúcares tiene anticuerpos, y hasta células madre! Incluso tiene lactoferrina, un componente que es capaz de matar a la bacteria responsable de las caries. De hecho los estudios científicos muestran que son los otros alimentos los que se relacionan con la caries infantil. Al exponer los dientes a leche materna no se vio ningún efecto, pero si se le añadía azúcar a esa leche el resultado es peor que sólo con la solución azucarada. Así que parece prudente cepillar los dientes (por pocos que sean) a los bebés una vez que asoman y empiezan con la alimentación complementaria. Pero no hace falta lavárselos cada vez que maman durante la noche, si ya se los habíamos limpiado antes!

Así que después de haber visto qué es lo que dicen los estudios científicos sobre el tema (tú también puedes verlos aquí, aquí y aquí y en otros muchos artículos) lo que hacemos es darle siempre un poco de agua cuando termina de comer cosas que no son el pecho. Y al terminar el día "cepillar" los 6 dientes que tiene como los mayores, y una vez que están limpitos, ya sólo teta hasta el desayuno. Así que si vuestros niños tienen caries será por el azúcar del zumo, fruta y kétchup y otras cosas que estén comiendo, no por la teta. Qué manía de echarle siempre la culpa de todo!

¿Cuándo empezasteis a cepillar los dientes de vuestros bebés? ¿Y la primera vez del dentista? ¿Os han metido medio con las caries para quitarles el pecho a vuestros bebés?

8 comentarios:

  1. No se si existe relación... Pero si que es cierto que conozco a varios niños con caries y que son de lactancia prolongada... Entre ellos mi propia hija!!! Y eso que se cepillaba los dientes desde tierna edad...

    Al hablarlo con la odontóloga, que por cierto es un sol y afín a la crianza natural, me dijo que no tenía relación, que las caries son como una infección y que se tiene una tendencia a heredarlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, eso he leído también por ahí... Que la lactancia genera caries en los casos en los que hay defecto en el enamel (averigua tú cuál es la traducción, esmalte?) y esos defectos se producen in útero y son hereditarios. Me gusta tu odontóloga!

      Eliminar
  2. Muy bueno tu Post y totalmente de acuerdo en lo que expones!! Yo actúo igual que tu, 11 meses de lactancia exitosa y no creo en cuentos de camino; le cepillo sus dienticos y luego Tetica para dormir. Me ha encantado!! Abrazos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que si nos quitan la Tetica para dormir con excusas que menos que investigar si están justificadas... Enhorabuena por tu lactancia!!!

      Eliminar
  3. MUy interesante, la verdad nunca había oido lo de que podían salir caries dandole el pecho... Mi nena tiene 1 añito y un par de semanas y todavía le sigo dando el pecho a demanda, tiene 8 dientes y no tiene ningún problema para comer lo que comemos nosotros, pero ella sigue pidiendome pecho y como yo no trabajo no tengo las presiones del trabajo ni nada por el estilo, así que seguimos con lactancia y las dos estamos muy felices.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades a tu nena!!! Y es genial que puedas seguir dándole el pecho libremente y haciendo lo que te sale de manera natural. Gracias por pasar y comentar!! Besos

      Eliminar
  4. Superinteresante tu reflexión. Como dice LadyA yo creo que hay una tendencia genética a desarrollar caries, pero que tomar el pecho por la noche no es, ni de lejos igual que tomar biberón, ni es igual de peligroso. Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Yo como dentista os digo que no es nada mala la leche de la madre para nuestro hijo, es más, es muy necesaria para su crecimiento y desarrollo así como para que esté sano

    ResponderEliminar