lunes, 25 de febrero de 2013

Mi bebé y yo… y la consultora de lactancia


Muchos dicen, y tienen razón, que la relación entre una madre y su bebé de pecho en los primeros meses es un círculo perfecto. Estoy de acuerdo siempre que haya alguien que recoja la casa, haga la comida, vaya a hacer la compra, ponga la lavadora, cuide del bebé mientras tú te duchas y, sobretodo, la lactancia vaya sobre ruedas! Cómo sabéis este no fue mi caso (ver nuestros inicios aquí)… Y cuando la lactancia no va bien es cuando la madre necesita mucho apoyo a su alrededor para llegar a ese punto ideal de equilibrio donde la pareja lactante (madre y bebé) no necesitan nada más que el uno al otro.

Yo además de tener el apoyo de mi marido y mis padres es los primeros momentos vi a 5 consultoras de lactancia IBCLC (International Board Certified Lactation Consultan) durante los 11 días que pasamos en el hospital, a otras 2 IBCLC una vez que estuvimos fuera además de incontables enfermeras y médicos que ejercieron como consejeras de lactancia con más o menos suerte y formación. Hoy quiero compartir mi experiencia con respecto a estas consultas.

Una IBCLC es el profesional sanitario de referencia cuando algo no va bien en la lactancia, tienen formación específica y mucha experiencia con lactantes, y además tienen la credencial de un organismo independiente que se asegura de que sus conocimientos y sus horas de experiencia sean adecuadas para ejercer como consultoras de lactancia. Si tienes cualquier problema, dolores, dudas sobre medicación y compatibilidad con la lactancia, problemas con la forma de mamar de tu bebé, etc., lo más probable es que una IBCLC sepa más sobre el tema que tu pediatra y tu médico de familia juntos. Pero las consultoras de lactancia son personas y su sensibilidad varia de unas a otras. He tenido experiencias maravillosas y otras no tanto… Empecemos por las malas, y así nos quedamos con el recuerdo de las mejores para el final.


Uno de esos mágicos momentos en los que mi hijo se agarraba al pecho mientras estaba en la UCI

Como decía, el circulo madre bebé es perfecto, y quizá la madre no lo tenga claro, o este demasiado cansada después del parto y todo lo demás para darse cuenta, pero el bebé lo tiene clarísimo! Y las intromisiones en este circulo no suelen ser bienvenidas por el recién nacido, sin embargo 2 de las IBCLC no tenían esto tan claro, y se empeñaban en agarrar la cabeza de mi recién nacido y propulsarla hacia mi pezón como si el agarrarse fuera algo únicamente mecánico. Ellas veían 2 piezas a encajar (boca-pezón) y esto no les dejaba ver más allá… En uno de los casos, cuando estábamos luchando para establecer la lactancia con un niño que había estado 2 días a biberones, llego la IBCLC justo cuando por fin el niño se agarró y estaba mamando. Tengo que decir que la postura no era ideal, con un brazo del niño entre el pecho y el bebe, pero estaba mamando y lo demás daba igual!!! Llegó esta señora, le movió el brazo al niño, lo que no le gustó nada e hizo que se retorciera y se separar un poco, aunque seguía mamando… No contenta con eso dijo, ‘uy! No está bien agarrado’, y le metió un dedo en la boca y lo separo!!! Nos había costado 20 minutos que se agarrara!!! Mi madre la echó de la habitación de mi hijo en la UCI y mi marido lidió con su cabreo en el pasillo… La tía se atrevió a decir ‘es que tengo que ver como es la transferencia para decírselo al Neonatólogo’… Por supuesto no la volvimos a ver!! Otras de las enfermeras que se tenía por consejera de lactancia sin credencial estuvo muy ‘oportuna’ cuando en el cuarto día postparto, aun mi leche sin subir, tenía (por fin!) al niño al pecho y acercándose a oír cómo mamaba el bebé, me dijo ‘Ahora no esta tragando, porque no hay leche, cuando te suba la leche tienes que oír como el niño traga, algo como glump, glump, glump’. Creo que eso es justo lo que necesita escuchar una madre, que lleva 4 días usando un sacaleches cada 2 horas, de arriba abajo del hospital, sin dormir, con el perineo dolorido y luchando por que el niño se agarre al pecho cuando todavía no le ha subido la leche… Sensibilidad al poder!!! Otra de estas profesionales sin credenciales, en este caso una asistente de enfermería, me echo una bronca porque me iba a hacer daño en el pezón cuando, 10 minutos después de que se llevaran a mi hijo a la ICU, estaba en mi habitación sacándome calostros a mano siguiendo las indicaciones de este video de la universidad de Stanford, que os recomiendo. Después la IBCLC me dijo que estaba haciendo muy bien!


 La primera vez que que mamó en su vida

Hubo alguna que otra mala experiencia, pero también hubo momentos mágicos que pude vivir con la ayuda de las consultoras de lactancia, de los cuales estaré siempre agradecida y que también quiero compartir aquí. Especialmente 3 fueron muy importantes para conseguir que nuestro recién nacido se convirtiera en un bebé de pecho. La primera IBCLC que vimos fue justo cuando el niño intentó agarrarse al pecho tras el parto, la primera noche que pasamos todos juntitos. Sólo me dio algunos buenos consejos, se aseguró de que yo sabía como ayudar a mi bebé a que se agarrara y todo fue sobre ruedas. Días más tarde cuando la cosa se torció, vino a verme otra vez, me corrigió la forma en la que estaba usando el sacalehces, luego vino conmigo a la UCI me ayudó a ponerme al niño, sin entrometerse, sólo diciéndome cómo tenía que hacer, consiguió un escaloncito para que pusiera los pies y así estar más cómoda y cuando el niño por fin se agarro cuando ella estaba de espaldas bromeó con que yo podía solita y ella no era más que la pluma de Dumbo! Días más tarde cuando la cosa se torció aun más estuvo aguantando mi llorera durante 1 hora y hablando conmigo y con mi marido, contándonos historias maravillosas en las que las madres no se rinden y niños de biberón se convierten en niños de pecho! Incluso la volví a ver cuando mi bebé ya era un bebé de pecho, tan de pecho que mis pezones ya no daban más de si, me consiguió pezoneras con cortisona y después de comprobar que el niño estaba bien agarrado y no había problemas con la succión, me dijo ‘pasará y todo va a ir a mejor, ya verás’. Muchas veces una madre sólo necesita oír palabras de aliento.

También tuvimos otra muy buena experiencia con una de las enfermeras de la UCI, que cuando por fin me subió la leche dijo ‘pues ya se acabaron los biberones’ y luchó con nosotros para hacer que la transición fuera posible, muchas veces incluso con más fe que nosotros. Pero la experiencia de esos días merece una entrada aparte! También os contaré otro día el momento mágico cuando después de casi 2 días mi bebé y yo nos reencontramos en la teta, gracias a una IBCLC a la que mi madre rebautizó como la Diosa de la Leche!

Y tú, ¿Cuál ha sido tu experiencia  con las IBCLC o consejeras de lactancia? ¿Has encontrado en el personal sanitario apoyo para superar los baches en la lactancia? ¿Has tenido malas experiencias con los consejos de gente ‘bienintencionada’?

15 comentarios:

  1. Todavía se me enconge el estómago recordando algunos mommentos...pero míra ahora cómo estáis, y lo bien que lo hacéis. La diosa de la leche debería tener una hornacina en ese hospital¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me llamo Mayte y acabo de conocer este Blog gracias a las recetas de tu madre. Tengo un hijo de tres años al que sigo amamantando, a pesar de que los primeros cuatro meses fueron una verdadera tortura, porque desde el mismo momento del nacimiento fuimos de despropósito en despropósito, tanto es así que durante un tiempo estuve sacándome la leche y dándosela en biberón (no hacía otra cosa en todo el día entre sacar y dar) Hasta que un día alguien me dijo, si quieres seguir dándole el pecho, quitale el biberón sin más. Y así lo hice, sintiéndome la peor madre del mundo las primeras horas, porque lloraba esperando mi leche claro, pero en biberón. El caso es que aquello pasó y la verdad al recordarlo ahora me parece imposible, por lo que te dije, ya tiene tres años cumplidos en Navidad y seguimos teteando sin ninguna intención por su parte de dejarlo y tampoco por la mía, que esa es otra, la cara de algunos cuando les digo que aún mamá. Por otro lado tuve ayuda de alguna Asociación de lactancia al principio, pero hay un libro que se llama un regalo para toda la vida, que es lo que realmente me ayudó, porque cuando tenía dudas sobre si estaba bien o no, ya sabes, percentiles, comerá suficiente, será mi leche buena,,, le echaba un ojo y me tranquilizaba bastante. También encontré en Internet algunas respuestas muy útiles, así que me alegro de que haya gente como tú, comparte su experiencia. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si que me alegro de que me leas! Y más aún fe que superaras tus problemas!! Yo tuve que sacarme leche una semana y ya me pareció un follón, no me puedo imaginar 4 meses! Que voluntad! Enhorabuena por tu niño de pecho! Y a seguir con la teta!! 'Un regalo para toda la vida' es básico para la tranquilidad de la lactancia!

      Eliminar
  3. Un regalo para toda la vida deberia ser obligatoria su lectura antes de dar a luz... Que los propios hospitales o comadronas no te dejaran ni parir sin asegurarse que se ha leido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejejejeje La verdad es que se nota qué mades lo leyeron y que madres no. Para mí también es de obligada lectura. Pero tengo un par de criticas menores... Para el próximo post!

      Eliminar
  4. Hola Avencia, perfectamente entiendo lo que cuentas y realmente lo sentí como propio pues al final me tocaron vivir momentos similares en relación al inicio de la lactancia con mi bebé. Tenía otra impresión en relación a las IBCL pero como dices seguramente depende un poco del ser humano que hay detrás del especialista. En mi experiencia personal y de paso aprovecho y te lo recomiendo porque creo que es el mejor grupo de apoyo en términos de LM (por lo menos de lo que conozco) y seguramente encontrarás varios en Miami, la Liga de la Leche y sus líderes marcan una notable diferencia cuando de LM se trata. Ante todo porque son madres que han amamantado (es requisito de LLLI haber amamantado a un bebé por lo menos 1 año) y que se especializan en temas de lactancia materna y crianza con apego, de modo que la empatía y el reconocimiento de los sentimientos y emociones de la mamá nunca se pasan por alto. Precisamente es premisa de LLLI lo que te decía esa asesora de que a veces la mamá lo único que necesita es sentirse apoyada y confirmar que está haciendo las cosas bien siguiendo su instinto. Precisamente por mi difícil experiencia de lactancia y por el gran apoyo que encontré en la Liga de la Leche, yo misma elegí hacerme líder para apoyar a otras madres y facilitarles el camino. Así que aprovecho y te comento que si necesitas algo en términos de LM acá me tienes ;)... con la mayor humildad y desde el deseo de apoyar y acompañar.
    De hecho como líder de LLL se me hace raro en tu caso estando acompañada por asesoras de LM tanta intromisión en el inicio de la LM, cuando claramente se sabe que en tanto menos interferencias es más fácil lograr el acople mamá-bebé. Que incluso lo ideal es si el parto es natural y sin complicaciones dejar al bebé en el abdomen materno y que por si sólo encuentre el pecho durante las 1ras 2 hora después del nacimiento. No entiendo porque usaron biberón en tanto te bajaba la leche (cuando se sabe que la leche no baja hasta entre el 3ro y el 5to día en todas las mujeres pero que no hay que esperar a que eso suceda para iniciar la LM y mucho menos usar biberón porque confunde a los bebés), ni porqué asumir que el bebé no estaba tragando durante los primeros 3 días si se sabe que desde muchas semanas antes del parto ya en los senos de la madre está el calostro listo para fluir y en cuanto el bebé se prende al pecho y hace succiones efectivas comienza a bajar, aunque no se vea a simple vista porque la cantidad que se produce es de unos 5 a 7 ml por toma durante los 1ras 24 hrs.
    Me sorprende muy negativamente un manejo del inicio de la lactancia materna tan contraproducente cuando se supone que estás en manos expertas capaz de guiarte por el mejor camino. Por eso creo que es muy conveniente que compartas tu experiencia para que a quienes te lean les quede claro que ni siquiera en el 100% de las IBCL se puede confiar totalmente.
    Un abrazo y seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Micelys! La vedad es que estoy deseando ir a una reunión de LLL pero son lejos de csa y mi bebé odia el carseat y el coche. Pero voy a otro grupo de apoyo a la lactancia más cerquita que está genial! Pero quiero ponerme en contacto con LLL y comenzar el proceso de convertirme en líder yo misma!
      Con respecto a lo que comentas del inicio de la lactancia y las intromisiones... Nosotros empezamos desde la UCI neonatal, así que todo el proceso ya fue bastante entrometido y complicado http://bebesdepecho.blogspot.com.es/2013/02/uci-neonatal-y-lactancia.html. Ojalá las decisiones sobre lactancia las hicieran las IBCLC pero son los médicos los que deciden, y el bebé estaba con fluidos por vena 24horas, que le metían en una vía en la cabeza, la única forma de evitarlo era empezar a suplementar o los médicos no se la quitaban... En fin, hubo que luchas contra las enfermeras y los médicos! En la mayor parte de los casos las IBCLC fueron una gran ayuda y apoyo! No son las IBCLC las que manejaron mal el inicio, sino los médicos, las enfermeras y el Hospital, ellas hicieron lo que podían trabajando dentro del hospital, con el que no estaban de acuerdo es muchísimas cosas...
      Besos!

      Eliminar
    2. Si es muy cierto que los médicos son los que tienen la última palabra y que lamentablemente por lo general (salvo que se especializaran en el tema posteriormente) no tienen información actualizada sobre LM y no dimensionan el daño que puede hacer un mal inicio. Afortunadamente en tu caso todo se pudo salvar pero en esa misma situación muchas otras madres descartarían la lactancia por lo complicado.
      Cuando el hospital y el personal de salud es prolactancia, ni las situaciones más críticas se complican en ese sentido. Tengo una amiga que en Canadá vivió una situación muy difícil porque su bebé nació prematuro pesando menos de 2kg y además de que nunca tomó fórmulas porque el hospital tenía banco de leche materna que le dieron en tanto a ella le bajaba la leche (luego lo alimentaban con su propia leche por la sonda), nunca le dieron biberón a su bebé. Inicialmente lo suplementaron con sonda en tanto el bebé agarraba fuerza para succionar y ganaba peso, habitación conjunta, método canguro y le colocaban el bebé al pecho con frecuencia hasta que a las 3 o 4 semanas el bebé ya estuvo listo para ser amamantado directamente del seno... esa misma situación en un país como México habría tenido un final muy distinto :(
      De la Liga de la Leche ojalá y encuentres el modo de ir a alguna de las reuniones, seguro te encantarán :). Si quieres hacerte líder ponte en contacto cuanto antes pues LLL maneja el requisito de haber participado por lo menos en un ciclo de reuniones (4 reuniones al menos) para convertirse en aspirante a líder, el otro requisito básico es ser madre y haber amamantado al menos a un bebé por lo menos por 12 meses ;).
      Si finalmente te animas en lo que te pueda apoyar cuenta con ello :).
      Besos para ti y tu bebé.

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Acabo de descubrir tu blog con el MM, y la verdad es que me lo guardo para leerlo. Entiendo tus palabras... yo tuve mucha suerte, todo siempre ha ido bien con la lactancia, la nena tiene 22 meses y otro viene en camino para dentro de unas semanitas. Lactancia en tandem es nuestra próxima experiencia. Y la verdad es que siempre quieres que todo vaya bien, pero las críticas, el miedo a lo desconocido y muchas otras variantes son cosas que hacen que podamos perder la lactancia... y eso es una pena, porque es toda una experiencia de vida, un regalo para toda la vida como dice C. González.
    Me alegro de que consiguieras salir del bache.
    Un abrazo muy fuerte.
    Rocío
    www.ChildrenAreRight.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Gracias por la visita!! Uhhh! Lactancia en tándem, eso si que es toda una aventura! Estoy deseado saber como os va! Me he pasado por tu blog y me ha encantado! Fue una lucha pero conseguimos nuestro objetivo, con ganas siempre se puede!!
      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Mi bebe va a cumplir mañana precisamente tres años y no ha dejado el pecho desde que nacio no utilice biberón y hasta ahorita no deja su titi como el la llama saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tres años! Enhorabuena por vuestra lactancia, y a seguir mientras os guste a las 2!! Saludos

      Eliminar